[Entrevista] ROCK AND READ, Vol. 43 - Nao


En esta entrevista, Nao hablará sobre las experiencias que estuvo teniendo hasta ahora. Comencemos con tu ciudad natal.

Esa es Hakodate, Hokkaido. Técnicamente no sería esa porque solo viví allí desde los 6 años hasta después de que me gradué de la escuela secundaria alta. De todos modos, pasé los años de formación de mi juventud allí, y por eso la considero mi ciudad natal.

¿Cuántos miembros hay en tu familia?

4. Aparte de mis padres, tengo un hermano menor.

Ya veo, tú eres el hijo mayor. Bueno, ¿cuál es el recuerdo más temprano que tienes de tu niñez?

Que estaba enamorado de mi maestra de jardín de niños (risa). Ese es el incidente más temprano en mi archivo de recuerdos.

Debe haber sido una maestra maravillosa.

Supongo que sí (risa).

¿Qué puedes decirnos sobre tus padres? ¿Cuál era su estilo de crianza?

Oh, qué buena pregunta; no lo sé. No eran estrictos, pero no sé si eran indulgentes... Honestamente, no tengo muchos recuerdos de mi niñez que involucren a mis padres, excepto por el hecho de que me compraron bloques lego. Me gustaba mucho el lego y hacía estructuras expertas y modernas con ellos; mis padres a menudo me elogiaban por eso. Mis recuerdos de la niñez predominantemente están compuestos de recreos con mi hermano y mis amigos, sin involucrar a mis padres.

¿Podría ser que no recuerdas si eran estrictos porque eras un niño muy desafiante que no escuchaba nada de lo que decían?

Por supuesto, por supuesto, uno podría decir eso con el beneficio de la retrospectiva. Me encantaban las travesuras cuando era niño. A propósito, yo era muy bueno en los actos de desaparición.

Oh, así que eras un niño travieso.

Sí (risa). Cada vez que íbamos de compras yo desaparecía y aparecía en la sección de juguetes. Pero yo solo "desaparecía" dentro del "campo de visión" de mis padres (risa). De todos modos, si me hubieras comparado con mi hermano, creo que no me hubieras considerado travieso.

Bien, entonces no lo eras. ¿Qué tipo de estudiante de escuela primaria eras?

Me molestaban y no podía tomar leche (risa). Podía comer de todo, de hecho, a menudo comía los restos de comida, pero por alguna razón extraña no era capaz de que la leche pasara por mi garganta. Eso era malo, ya que los niños que toman mucha leche se vuelven altos... O al menos eso es lo que pienso (risa).

Puedo entender ese sentimiento de no querer comer algo que sabes que sería bueno para ti. De todos modos, ¿en qué materias eras bueno?

Definitivamente yo era una persona de ciencias, y también era bueno en educación física. No era bueno en japonés ni en sociales. En esa época yo simplemente pensaba que no me gustaban esas materias, pero ahora sé que yo era muy malo en ellas. Me gustaban matemáticas y economía del hogar.

¿Fluyó naturalmente el hecho de que, como te gustaba educación física, siempre salías a tocar cuando terminaba la escuela?

Síp, yo era de los que siempre salían. En esa época, yo conocía dos formas diferentes de recreación; salir a tocar o quedarme en casa jugando a los videojuegos, pero no tenía ninguno en casa. Así que no tenía ninguna otra opción, y salir afuera era la única forma de entretenimiento que podía tener (risa). Esa era la época del dodgeball. A menudo lo jugaba en los estacionamientos que estaban cerca de mi casa, y muchas veces provocaba la ira de los guardias y los conductores del estacionamiento (risa). Oh, después de eso me iba a Kumon (una agencia de tutores famosa en Japón) para tomar clases. Iba allí para hacer y encontrarme con amigos más que para estudiar. Se podría decir que era un estudio a medias (risa).

¿Cómo describirías tu carácter?

Creo que era un niño brillante. Oh, espera, creo que incluso ahora soy brillante. No era tímido, y hacía amigos con facilidad. Supongo que tenía lo necesario para ser el presidente de la clase. De hecho, ¡lo fui muchas veces! Espera, los estudiantes solo están nominados a ser presidentes de la clase cuando tienen buenas notas, ¿no? Creo que yo tenía una mezcla de habilidad y suerte (risa). Ah, yo siempre participaba en las carreras de relé durante el Día de Deportes aunque solo llegaba medio vivo a la meta (risa). Supongo que estaba muy involucrado en el atletismo porque no sabía nadar (risa).

¿Eh? ¿De verdad?

Absolutamente (risa). Yo era un inútil en la piscina, así que cuando llegaba el verano, me deprimía. No me ayudaba el hecho de que, como no podía nadar, todos los veranos me forzaban más a entrar en el agua. Era horrible... Era tan inútil que tuvieron que mandarme a una escuela de natación. La clase a la que iba estaba llena de niños muy pequeños, y que yo fuera el más grande en tamaño hizo que yo fuera un flotador, ya que todos se aferraban a mí para no hundirse (risa). Bueno, ¡pero al menos yo podía flotar muy bien, y ese es el primer paso de la natación (risa)! Mi entrenamiento de flote eventualmente pasó a ser de nado, y cuando llegué a la escuela media ya podía nadar perfectamente bien. De hecho, progresé con la natación hasta las lecciones del nado mariposa. Hablando de eso, escuché que si un nativo de Honshu va a Kantou y no sabe nadar, todos se reirán de él (risa). Supongo que es cierto, aunque yo al comienzo pensaba que era mentira (risa). Bueno, todos los que estábamos en la clase trabajamos muy duro para nadar; era una forma de demostrar que nunca queríamos irnos de Hokkaido (risa).

Wow, puedes recordar muchos detalles incluso de cuando eras un niño. ¿Qué otros recuerdos podrías compartir?

Hmm, el siguiente... Cambié de escuela muchas veces. Estuve en un total de 4 escuelas primarias, y todos los cambios sucedieron muy rápido. El más rápido sucedió cuando estuve en una escuela solo durante un año.

Eso es mucho. ¿Fue difícil para ti?

No, estuvo bien. Ya estaba acostumbrado, y además, eso me dio muchas oportunidades de hacer muchos amigos. Habiendo dicho esto, tuve algunos problemas cuando me cambié de escuela de Hokkaido a Tokio durante mi 6to año de escuela primaria. De alguna forma, el cambio de ambiente fue demasiado drástico para mí. Las personas hablaban en un dialecto diferente, y como no nací ni fui criado en Tokio, me trataron como un extranjero. Fue un momento muy difícil para mí. De todos modos, pasé mucho tiempo tratando de conocer mis nuevos alrededores, y logré entenderlos y sentirme cómodo con ellos. Yo era un niño fuerte e invencible (risa).

La fuerza de tu carácter es muy evidente. ¿Tuviste algún interés musical durante la escuela primaria?

En absoluto. De hecho, me iba muy mal durante las clases de música; hasta el punto en el que no podía entender el simple ritmo de conteo hasta 4. Lo diré de esta forma: ni siquiera podía entender qué era la música. Incluso mientras progresé hacia la escuela media, solo logré el grado 2 en la materia.

Bueno, ¡hay muchas personas que se volvieron músicos por accidente! ¿Cómo fue tu vida después de que entraste a la escuela media?

Normal; yo estudiaba y era parte de grupos de estudio, pero no me uní a ningún club.

... No suena como la vida adolescente de una estrella de rock.

Nop. Apenas escuchaba música cuando estaba en la escuela media, excepto por el hecho de que en esa época fui a un karaoke por primera vez. Realmente no tenía aptitudes musicales. Yo estaba más interesado en ir a Akihabara (risa). Pero cuando llegué al 3er año de la escuela media, un amigo eligió ir a la misma escuela secundaria alta que yo. Él tenía una guitarra eléctrica y me propuso comenzar una banda con él cuando comenzáramos la secundaria alta. Esa fue la chispa inicial de mi interés por la música.

¿Entonces no tenías interés por la música pero la posibilidad de estar en una banda te tentó a intentarlo?

Sí. Yo no tenía ningún instrumento, y menos tenía la habilidad para tener uno, así que comencé cantando. Bueno, después de eso, ese amigo y yo entramos a la escuela secundaria alta y comenzamos una banda en el departamento musical.

¿Qué tipo de banda era?

Una banda copia de Blue Heart.

Oh, ¿ese fue el comienzo de un niño bueno y estudioso que se transformó en un chico punk?

Jajaja. No tuve intenciones de ser punk cuando comencé con la banda. Nos juntamos entre todos y hablamos sobre nuestra dirección musical antes de decidirnos por Blue Heart. Honestamente, fue debido a que Blue Heart era la única banda de la cual teníamos las partituras. Bueno, pero esa banda fue el comienzo de muchas cosas que llegaron después. Pude aprender sobre todo tipo de música cuando me preparaba para la banda, incluso fuera del género punk. Realmente disfruté haciéndolo ya que elevar nuestro perfil como banda era un esfuerzo en equipo.

Ya veo. Es muy interesante cómo tu introducción a la música rock no fue a través de un momento dramático en el que te metiste de cabeza en la música. En vez de eso, experimentaste una conversión lenta.

Sí, yo no era una de esas personas que pensaban "no hay vida sin música". Pero después de haber comenzado la banda, empecé a escuchar a otros artistas nacidos en Hokkaido, Judy & Mary. También comenzamos a copiar su música.

Al estar en una banda de escuela secundaria alta y tener el rol de cantante seguramente fuiste el príncipe azul de las chicas, ¿no?

Era una escuela solo para chicos (risa). Era una escuela para personas muy habilidosas, así que no tuve contacto con el sexo opuesto (risa).

Oh (risa). ¿Qué otras actividades hiciste en la escuela aparte de la banda?

La que me dejó la impresión más fuerte fue la maratón de 30km para un evento escolar.

¡¿Qué?! ¿30km??

Sí. Era un evento anual. Ese día, íbamos temprano a la escuela, nos subíamos a un autobús y nos enviaban a un hueco profundo en una montaña (risa). La única forma de volver a la escuela era corriendo los 30km de regreso, y nos daban un recipiente con sopa dulce de porotos rojos como premio. La ruta era un camino en la montaña; se podían ver zorros, y algunos estudiantes reportaron haber visto osos también. Habían muchos zorros y nos advertían que no los tocáramos. Esa maratón era la única actividad extracurricular que organizaba la escuela. Ni siquiera tuvimos el viaje de egresados común de las escuelas secundarias altas. Supongo que como era una escuela dedicada a enviar a sus estudiantes directo a la universidad, estas actividades eran demasiado frívolas para ellos.

Wow. Eso suena muy espartano.

Así era. Oh, ahora que me acuerdo, aparte de la banda de rock yo era miembro del club de la ceremonia del té (risa).

¿Club de la ceremonia del té?... Qué refinado.

No es como si tuviera interés en la ceremonia del té. Había un senpai muy genial en la banda de rock, y yo quería ser como él. Así que cuando dijo que se uniría al club de la ceremonia del té, ¡yo también lo hice! De todos modos, resulta que había un motivo aparte. El club de la ceremonia del té realizaba actividades en conjunto con otras escuelas, así que esos momentos se volvieron oportunidades para vender entradas a nuestros conciertos (risa). Esa fue una habilidad que aprendí (risa). Pero al final, abandoné ese club.

Qué bueno, tenías una vida fuera de la banda que contrastaba mucho con ella. Parece que no te interesaba el sexo opuesto incluso al ser un estudiante de escuela secundaria alta, ¿no?

Sí, no me interesaba en absoluto. De hecho, nuestro tema de conversación común era nuestros peinados. Todos queríamos tocar música y de alguna forma sentíamos que teníamos que dejar crecer nuestro cabello como si fuera un requisito, así que siempre hablábamos sobre eso (risa). Pero no íbamos a las peluquerías; solo lo dejábamos crecer naturalmente. De todos modos, creo que no era nada bueno (risa). De hecho, uno de los miembros de la banda fue al festival de otra escuela y lo miraron raro. Terminamos cortándonos el cabello en el 3er año de la escuela secundaria alta; teníamos exámenes ese año. La gente reaccionaba ante nosotros diciendo "¿Qué? ¿Quiénes son estas personas?" (risa). Creo que nos veíamos muy femeninos con ese cabello largo (risa). Bueno, las cosas volvieron a la normalidad después de eso.

Ya veo. Pero parece que toda la idea del cabello largo era alocada.

Oh, sí, lo era (risa). Claramente no estábamos pensando. No teníamos ningún interés en las chicas, y lo único que nos importaba era la banda, así que debió haber sido así porque estábamos locos respecto a nuestra música.

Ustedes la disfrutaban mucho.

Definitivamente. Me encantaba cantar, y disfrutaba poder conocer a muchas personas nuevas a través de las actividades de la banda. En esa época tuve muchas oportunidades, y pude cantar en 3 o 4 bandas. Pero no solo era el cantante; había un set de batería en mi escuela así que comencé a tocarlo también. Cuando entré a la banda del departamento musical había un chico que había renunciado a ser bajista, así que le pedí prestado su bajo y comencé a tocarlo también. Guitarra, bajo, batería, prácticamente dominaba los instrumentos uno después del otro.

Así que para ti, comenzar una banda fue un esfuerzo diversificado. ¿Tu primer concierto en vivo fue como cantante?

Sí. Fue en el primer año de la escuela secundaria alta y fue para el festival de mi escuela. De hecho, también di un espectáculo en la escuela media, a pedido de un amigo. Yo era la persona a la que todos acudían cuando tenía que hacerse algo relacionado con la música. En esa época trabajaba por impulsos rápidos (risa), como si estuviera en un club estudiantil de música como una amplia categoría... (risa).

Wow (risa). Entonces, dado al hecho de que tenías una gran experiencia como cantante, ¿qué te hizo querer cambiar a ser baterista?

Cambié a la batería cuando vine a Tokio. En Hakodate, yo daba conciertos como cantante, aparecía en varios teatros para cantar y también era baterista de vez en cuando. De todos modos, sentí que ser un baterista tenía un lado genial... Que ser un cantante no tenía (risa). Tomé la decisión de tener una carrera musical en la escuela secundaria alta. También dejé de estudiar, efectivamente volviéndome una total decepción para mis padres, que pagaron las costosas cuotas escolares por mí. Ya estaba viviendo fuera de la casa de mis padres en la escuela secundaria alta; cuando entré a la escuela preparatoria intensiva en Hakodate se mudaron a Tokio sin mí. Pero aún siguieron pagando mi pensión, cuyo dinero usaba para comprar instrumentos musicales (risa).

Te volviste un chico malo de a poco (risa). Tus padres estaban horrorizados, ¿no?

Sí. Mis notas eran bajas, así que cuando volvían a Hakodate durante las vacaciones de verano e invierno yo tenía que soportar sus interminables sermones. Me fui a Tokio después de graduarme de la escuela secundaria alta y tuve una gran pelea con ellos respecto a la universidad. Les dije "Estoy absolutamente seguro de que no iré a la universidad". No hace falta decir que eso estaba completamente en desacuerdo con lo que ellos querían (risa). Al final, me dijeron que ir a la universidad no significaba que mis sueños de ser un músico profesional terminarían. Bueno, tuve que estar de acuerdo. Eso me ponía de mal humor, y me quejé bastante, pero al final fui a la universidad. Mi estado mental era el siguiente: terminemos con lo que tengo que hacer, así después puedo hacer lo que quiero hacer.

Supongo que no era raro que hayas podido ingresar a la universidad si querías trabajar duro. De todos modos, ¿cómo convertiste los momentos en la universidad en momentos en una banda?

Lo primero que hice fue buscar bandas que necesitaran un cantante. Visité varios estudios en Akihabara, pero todo el tiempo terminaba yéndome de un lugar diciendo "¿En serio? ¿Ninguna banda necesita un cantante?" (risa). Después de eso, probé con los estudios en Omiya, pero obtuve la misma respuesta. A pesar de esto, yo estaba muy entusiasmado en seguir trabajando para encontrar una banda. Me di cuenta de que si no podía entrar a una con mis métodos actuales, solo tenía que intentarlo todavía más. Así que me puse a leer "Formemos una banda" (sección de una revista de instrumentos que se publicó en el 2004), elegí una banda que sentía que era buena y me encontré con sus miembros para intentar ingresar. Me reuní con los miembros de la banda, pero resulta que tenían una política estricta respecto a la imagen (de tener cabello largo), así que no pude ser aceptado (risa).

Qué difícil. El ambiente de las bandas en Tokio es abundante como las estrellas en el cielo, y la gran cantidad de personas que se mudan allí esperando entrar de inmediato a una banda a menudo quedan decepcionadas.

Ese es el caso. Además, de hecho hay muchas bandas y muchos puestos vacantes para que la gente se una, pero la cantidad de bandas buenas son muy pocas. Lo que intenté hacer para progresar fue probar con las publicidades de reclutamiento de miembros en los estudios. Finalmente encontré una banda que se veía profesional, y por la escritura y la imagen me dieron la sensación de que eran tan serios como yo respecto a lograr algo que sea grande. Así que los contacté para una reunión y resultaron ser una banda de Visual Kei (risa). Uno de ellos tenía el cabello colorado, el otro tenía el cabello verde, y lo primero que se me vino a la mente fue "Uh oh, mala compañía" (risa). También me preguntaba cómo podían vivir al lado de la gente normal (risa). Nunca había visto a personas así en Hokkaido. Obviamente, yo era un novato. Bueno, me dejaron escuchar un demo y su música me pareció bastante interesante. Por desgracia, estaban buscando a un baterista, no a un cantante. En ese momento, yo acababa de salir de una búsqueda larga e infructuosa por una banda, y las buenas bandas con las que ocasionalmente me cruzaba estaban a un mundo de mi estándar de ese momento, así que me enfrenté a la dura realidad de que mis habilidades como cantante eran como una rana en un gran pozo. En otras palabras, me volví "no exigente" respecto al rol que quería en una banda. Escuché sus demos y llegué a la conclusión de que quería ser el baterista de un cantante de tal calibre. Esa es la historia de mi conversión total a baterista.

¿Tu primera performance como baterista fue en un live Visual Kei?

Síp. Por eso fue tan difícil. Sentí que estaba tocando música por primera vez. Esa banda se llamaba Fatima, y habían firmado oficialmente con una compañía de grabación. Eso era todo lo que sabía en ese momento, y solo me di cuenta en el mismo día de la performance que estaba tocando la batería para el live de renacimiento de Fatima. La siguiente cosa que supe, fue que la compañía de grabación cerró después del live. Estaba tan confundido respecto a ese hecho, que todo lo que pude responder fue un débil "Ah, entiendo" (risa).

¿Ese fue el primer paso hacia las actividades reales que hace una banda?

Sí. Los miembros de Fatima eran buenas personas. Eran sinceros respecto a estar en una banda, y me decían amablemente que aunque yo no estuviera a un nivel apto, ellos estaban dispuestos a trabajar conmigo. Ellos implacablemente me ayudaban a mejorar respecto a las tecnicalidades y al lado emocional de la música. Yo, que no tenía idea sobre lo que era el Visual Kei, me encontré rodeado de gente con experiencia que hacía que mi asimilación fuera tranquila. Fue increíblemente motivador para mí. Pasé un año maravilloso en Fatima. Realmente me lancé a la experiencia e incluso compré mi  propio set de batería. Fue algo alocado, dado a que nadie nos conocía. Nadie me hubiera dado un préstamo para cubrir los costos (risa). Luego todo terminó, después de solo un año. Fue porque... Quería ser un guitarrista (risa).

¿Qué? Quiero decir, ¿por qué?

El guitarrista de Fatima era un chico muy, muy genial. Durante ese año, peleé con él un par de veces, pero al mismo tiempo quería ser como él. Este chico genial renunció un día, y aunque tenía muchas ganas de tomar su posición, no pude decírselo al resto de la banda. Por eso, tomé la decisión de irme de Fatima para unirme a otra banda como guitarrista. Esperaba obtener un puesto en una banda con la que me llevaba bien, pero resultó que el guitarrista de esa banda quería dar un espectáculo con un solo guitarrista. Recibí esa respuesta de alguien más a quien le pregunté.

Esto es muy complicado.

Oh, sí. En ese momento yo ya tenía una guitarra, y había tocado con ella en un par de conciertos. De todos modos, ese momento cambió mi vida. Tuve que detenerme a reevaluar mi vida. Mi punto de vista del mundo cambió completamente; me forcé a hacerlo para descubrir exactamente por qué quería vivir. Después de ese proceso, concluí que la batería era el amor de mi vida. De hecho, era la única cosa que me quedaba, debido a que mis padres también se habían rendido conmigo (risa). A partir de ese momento, decidí formar una banda otra vez, pero esta vez tenía un deseo inmutable de ser el baterista. Poco tiempo después, conocí, en un evento, a varias personas que incidentalmente también habían dejado a sus bandas. Todos nos juntamos y formamos Alice Nine.

Qué evento afortunado.

Yo también siento lo mismo. La posición en la que estaba antes de que Alice Nine se formara era de desesperación. En esa época, todos mis amigos se habían embarcado en sus carreras y yo, quien tenía la meta de hacer algo incluso antes de graduarme de la universidad, claramente me estaba quedando corto. No estaba en la banda en la que me había visto estando, y estaba apurado para lograr algo bueno en mi vida. Ese momento fue una ráfaga. Las bandas "buenas" que estaban disponibles eran aburridas, pero las bandas interesantes no tenían ningún estándar, y realmente sentía que no podía progresar en una banda a menos que tuvieran habilidad y carisma. A mi alrededor las bandas se separaban, las personas estaban a la deriva, la gente volvía a formar sus bandas. Varios conocidos venían a pedirme que tocara la batería para sus bandas, pero yo tenía la corazonada de que ellos renunciarían apenas comenzara (risa). Decidí unirme al caos y busqué miembros por todos lados. En ese desastre, encontré a los otros 4 que tengo en Alice Nine hoy. En ese momento no teníamos ningún futuro fijo, nada era certero, así que decidimos trabajar duro juntos para crear algo para nosotros mismos. Realmente estábamos a la deriva como fantasmas. Fue una época muy difícil.

Parece que ustedes tenían el espíritu correcto para hacer una buena banda de la nada. ¿Qué tipo de concepto usaron al crear Alice Nine?

Comenzamos con el concepto de "wa (armonía)", y eso se reflejó en la primera forma en la que escribimos nuestro nombre: アリス九號. Durante esa época, la única otra banda que se hizo arraigar en estilos japoneses distintivos era nuestro senpai, Kagrra. Sentimos que hacerlo nos daría un aspecto individual. Comenzamos con este estilo, en el que nos veíamos muy japoneses pero nuestros estilos musicales y todo lo técnico estaba influenciado por el occidente. A partir de este molde cambiamos eventualmente al Visual Kei.

¿Cómo te sientes respecto a todo el proceso, recordando como fue desde donde estás ahora?

Creo que comenzamos como una banda muy problemática (risa). Ellos 4 se tomaban las cosas con una actitud demasiado relajada, y eso iba completamente en contra de la mentalidad de "estudiante modelo" que aún estaba en mi sangre. Supongo que fue difícil para ellos entender de dónde venía yo. Escuché a otras bandas chismeando y todos decían que éramos una banda de enfrentamientos (risa). Pero bueno, ahora todos hemos crecido. Supongo que estar en esta banda realmente nos forzó a crecer, y nuestras formas de pensar maduraron. Además, después de haber firmado con una compañía de grabación y lanzamos CDs, logré reconciliarme con mis padres. En este momento, me apoyan mucho en todas las actividades que haga con la banda. Supongo que, dado a todo lo que he dicho, formar Alice Nine fue una bendición.

Definitivamente. Creo que es natural que una banda tenga contratiempos y pase por episodios dolorosos en el proceso de establecerse a sí misma.

Oh, sí, hablaré sobre esos contratiempos. Tuve una buena dosis de ellos en el 2007. Tuvimos nuestra primera performance en el "International Forum Hall", e incluso pensar en ella ahora me trae recuerdos dolorosos. Básicamente escogimos ese lugar después de haber hablado con la compañía de grabación, y sentimos que queríamos subir de nivel. Diseñamos un plan para mejorar, y parte de él era elegir un teatro más grande para extender nuestros horizontes. Aún así, aunque la compañía hizo muchas cosas por nosotros para que todo avanzara, no sentíamos que estábamos contribuyendo lo suficiente, y eso fue increíblemente doloroso. Esa sensación de no tener un apoyo suficiente de la banda, el sentimiento de que no había suficiente apoyo combinado, fue muy doloroso para mí. Bueno, ese tipo de dolor es necesario cuando quieres ser exitoso, ¿no? Es como un requisito para estar en una banda, trabajar muy duro y dar todo lo que puedas, y eso es lo que eventualmente hicimos.

Y tener un espíritu así debió haber sido primordial para un nuevo comienzo.

Oh, sí. Avanzamos determinados a no tener ningún arrepentimiento; nos pusimos más serios respecto a pelear con lo que se cruzara en nuestro camino. A partir de ese momento, todo era sobre exponer nuestras ideas originales, queríamos ser una banda que diera un paso hacia adelante en cada momento. Al hacerlo, dimos vuelta de forma efectiva cada episodio que pudo haber sido una cama de rosas, y en cierta forma, hicimos que todo fuera difícil para nosotros. Pero creo que no me hubiera dado cuenta de que necesitaba trabajar mucho más duro sin el episodio doloroso del International Forum Hall. En retrospectiva, resultó ser una oportunidad que me abrió los ojos y me permitió crecer.

Una experiencia así debe haber enriquecido al crecimiento de Alice Nine, tanto en la dirección musical como en la dirección de los conciertos.

Bueno, estas reflexiones son las que me llegan durante el proceso de crecimiento como banda. Aunque lo que acabo de decir es seguramente cómo me sentí mientras estaba en el International Forum Hall, tal vez los otros 4 miembros no hayan sentido lo mismo. Habiendo dicho esto, creo que todos nosotros crecimos, solo que en diferentes momentos. Todos nos turnamos para decirnos "¿Qué le pasa?" (risa). Nuestra experiencia acumulada eventualmente nos impactó a todos y finalmente nos dimos cuenta de que todos maduramos.

Así que, con una visión más fuerte combinada de ustedes 5, ¿qué tipo de futuro esperan para Alice Nine?

No puedo hablar por ellos, tal vez no piensen lo mismo que yo. Pero respecto a mí, hace años que quiero que Alice Nine sea la última banda en la que toque. Eso no ha cambiado, ni siquiera ahora. De todos modos, no pienso en términos de una meta específica o de profundizar mis experiencias con esta banda, ya que hacerlo implica que haya una conclusión. En vez de eso, como ya dije que esta sería mi última banda, solo me enfocaré en seguir hacia adelante. Así que sí, el proceso es más importante que una meta específica. Solo seguiré trabajando, con los otros 4 miembros, para que Alice Nine siga avanzando.

En otras palabras, "Alice Nine es mi vida" es tu mantra.

Exacto. Ya me he decidido, seguiré tocando la batería hasta que cumpla 60 años. Quién sabe lo que sucederá en el camino. Tal vez, por alguna razón, ya no pueda estar en una banda. Tal vez tenga alguna lesión terrible que evite que toque la batería. O tal vez Alice Nine llegue a su final, y ya no pueda tocar en una banda. Lo que quiero decir es que yo solo quiero seguir tocando la batería.

¡Yo también deseo que sigas tocando la batería! ¿Pero por qué hasta los 60 años?

Oh, no es por nada en especial. Es una edad que tenía en mente cuando decidí tener una carrera tocando la batería. Hmm, pero es como la edad de jubilación oficial, ¿no? Oh, espera, ahora son 65 años (risa). De todos modos, lo que quise decir con "seguir tocando la batería hasta los 60 años" no fue que dejaría de tocar a los 60. En vez de eso, me recargaría, volvería a comenzar y seguiría. Esa es mi idea de la jubilación: recargarse y comenzar desde cero.

Esa es una buena mentalidad (risa). Bueno, ya que mencionaste la posibilidad real de que Alice Nine podría separarse, ¿de qué cosas tendrías cuidado?

Tendría mucho cuidado de... Yo no soy un artista. De verdad. Una evaluación honesta de mí mismo me diría que no soy un artista. Solo sucedió que trabajé mucho en lo que me gustaba hacer, y estoy perseverando en eso. Sabes, nunca me esforcé mucho en matemáticas en la escuela, pero tenía una aptitud natural para ella. De hecho, aún me dicen muchas veces que debería tomar la ruta escolar (risa). Bueno, después de haber estado en una banda por tantos años, aún no pienso como un artista.

Entiendo. Tu camino en la música comenzó con una conmoción repentina, y luego procediste sin estar completamente preparado. Eres más como un "baterista tranquilo" que como una estrella de rock.

Supongo que sí. Sabes, eso fue algo que descubrí no solo rumiando sobre mí mismo. Para mí, a pesar de mi carrera, es importante entender las cosas que están fuera de la música. Disfruto mucho de cómo mi carrera me permite conocer a personas de vocaciones variadas, y las conversaciones que tengo con ellas me parecen muy interesantes. Es como echarle un vistazo a un mundo que todavía no pude explorar. Los puntos de vista que aprendo del nuevo mundo me influencian, y me hago adicto a aprender cosas nuevas. Sé que un "estudio" como este requiere de mucho tiempo, pero tengo que ir más allá de simplemente saber cómo vivir, hay muchas cosas que también creo que es necesario aprender.

¿Por ejemplo?

Últimamente, he estado interesado en los terrenos y en todo lo que tiene que ver con ellos (risa). Los terrenos y los bienes inmuebles, para ser más precisos. Dos preguntas que han estado rondando por mi mente son "¿Por qué los terrenos de aquí son tan costosos?" y "¿Por qué los gastos de gestión son tan costosos?". Hice mis propias investigaciones y llegué a esta conclusión: "Oh, así que es por eso. Supongo que no puede evitarse". Para mí, si quieres vivir de una forma apropiada, no puedes tener pereza en estudiar a la sociedad que te rodea. Puede ser por eso o por algún accidente inesperado que no odio estudiar.

Muchos músicos de tiempo completo suelen no tener el más mínimo interés en las cosas que acabas de mencionar. Puedo decir que lo que acabas de expresar es algo más típico de alguien que tiene un trabajo "normal" en la sociedad que de alguien que está en tu posición.

Y también dicen eso de mí muy a menudo.

Bueno, quién hubiera imaginado que detrás de la imagen de un baterista de Visual Kei podría haber alguien que piensa así. ¿Puedes lograr un balance entre ambas vidas?

Por supuesto que sí. De hecho, ni siquiera tengo que intentarlo. Además, mi amor por el estudio puede extenderse a mi trabajo como baterista. Cuando veo a bateristas en mi computadora, no lo hago ciegamente. Es como robar una oportunidad para estudiar; anoto varias ideas como qué mano se usa para esto, para qué se usa la otra... Algo así. Incluso ahora estudio de esa manera, sin duda. Aprendo mucho haciendo esto, y cuando se trata de arreglar mis partes de batería para canciones nuevas, puedo usar todo lo que he aprendido. De verdad, estaría muy alegre si mis oyentes pudieran darse cuenta de eso y decir "Ah, ya veo lo que estuvo haciendo..."

¿Podría ser que no solo quieres que los oyentes, sino también los otros miembros entiendan este trabajo detrás de escena?

Por supuesto, eso también es parte del plan. Pero creo que nunca pasará, y eso es porque tengo muy malas habilidades psicomotoras de coordinación (risa). Necesito el doble de tiempo de un ser humano común para poder seguir un patrón físico real. Y sí, eso ha sucedido muchas veces.

¿En serio? Así que realmente tienes momentos de práctica.

Supongo que a menudo me ven como el tipo que "practica", pero no practico las cosas inmediatamente. Necesito una mezcla de suerte, hacerlo mal y tener un montón de tiempo para lograrlo (risa).

Pero sabes cantar y tocar la guitarra, el bajo y la batería. ¿Cómo podrías no ser una persona de práctica? Bien, dime más sobre el tipo de persona que eres.

Puedo ser difícil de complacer. Y puedo ser obstinado. Creo que la primera impresión que le doy a las chicas es que obtengo lo que quiero (risa). Probablemente encaje perfectamente en el prototipo del estudiante obstinado. Ahora que tengo que trabajar como 5 en vez de 1, me he vuelto más adepto a escuchar otras opciones e incorporar muchas ideas en una solución. De todos modos, cuando necesito tomar una decisión de forma privada, no tengo escrúpulos respecto a solo consultarme a mí mismo. Es un hábito que desarrollé tempranamente.

Debido a eso, ¿alguna vez se volvió sofocante trabajar en una banda con 5 personas?

Nop.

Bien, ¿entonces es más como que quieres trabajar duro como equipo?

Sí. Además, ya decidí que lo haría. Solo tengo el ímpetu de hacerlo.

En otras palabras, dos enfoques diferentes... Es como si hubieran dos voces hablando al mismo tiempo, una es la de un matemático racional y la otra es la de un romántico.

Ah, cómo debería decirlo. Las personas a menudo me dicen que la primera impresión que les doy es la de alguien que se lleva bien con todos y que es generalmente sereno. No están equivocados, pero tengo momentos en los que enloquezco y me convierto en algo parecido a un demonio. Por ejemplo, ¿ves lo que estoy haciendo en esta sesión de fotos? Exploro la oscuridad que hay en mi corazón. Toda mi vida he sido un chico muy bueno, pero esta es una forma de mostrar que también tengo mis momentos oscuros. Relájate, siempre soy bueno y me adapto a toda la raza humana, pero eso causa inevitablemente un desacuerdo en mi lado oscuro. Quiero intentar reconciliar este desacuerdo en mi camino con Alice Nine.

Lo sabía, no estás persiguiendo una sola meta. Bueno, tomando en cuenta todo lo que has dicho, das la impresión de tener un carácter caleidoscópico. Tienes muchos aspectos diferentes, ¿no?

Cuando era más joven, a menudo me decían que me gustaba crear caracteres. De todos modos, eso cesó completamente cuando comencé con las bandas, he estado en mi estado original durante todo este tiempo. Así que en este momento estoy en el proceso de intentar entender este otro lado de mí. Quiero volver al comienzo para aferrarme a él.

Supongo que Rock and Read llegó en un buen momento para ti.

Bueno, sí. Muchas gracias (risa). Esta charla sobre la vida y lo que es importante en la mía me hace acordar a un momento hace un par de años en el que también dudaba seriamente respecto a estas cosas. En cierta forma, también me hizo ser muy agradecido por todas las cosas por las que puedo vivir. Ahora sé que quiero defender mi vida ferozmente, y supongo que mi forma general de pensar también ha cambiado. Este cambio comenzó incluso a partir de algo tan simple como cocinar los vegetales que compraba en una plantación cerca de mi casa. Solía pensar que lo que pudiera comprar con dinero era solo eso, nada particularmente agradable. Pero ahora, me detengo para pensar más allá. En este caso, los vegetales ya no solo son vegetales. Son el trabajo y el sudor de los granjeros que se esfuerzan mucho para que yo pueda comer. Así es como lo veo últimamente. A propósito, no soy religioso (risa). Simplemente es un cambio muy grande en mi perspectiva sobre la vida.

Solo en caso de que no lo haya entendido antes, por favor habla más sobre estas "cosas que quieres defender ferozmente".

Bien. Honestamente, antes de unirme a Alice Nine pensé seriamente en renunciar al ambiente musical. De todos modos, experimenté el amor y el apoyo de mis fans, y eso me abrumó y me hizo pensar "Primero que nada, ¿por qué me subo a un escenario?"... Pero al seguir subiéndome a un escenario y permitiéndome sentir el amor y el apoyo de los fans, comencé a sentir que lo que hacía era por el bien de hacerlos sonreír. Eso es lo que defenderé ferozmente; este ambiente en el que puedo hacer sonreír a mis fans y sentir el amor de ellos. No tomaré por sentado el hecho de que tengo gente que me apoya, más oportunidades de conocer a artistas nuevos con los que trabajar y oportunidades de crecimiento de Alice Nine para grabar profesionalmente en un estudio; quiero mostrar mi gratitud por estas cosas porque quién sabe cuando me las quitarán. Honestamente, hubo un momento en el que perdí todas estas cosas de vista, pero ahora que las tengo de vuelta en mi línea de visión, nunca dejaré que se vayan otra vez. Estoy muy agradecido por las circunstancias en las que estoy ahora, y quiero estar por siempre al lado de las personas que apoyan a Alice Nine.



Traducción del Japonés al Inglés: kurainanimo
Traducción del Inglés al Español: FlorPotter